NUEVO MUNDO


La Unión Europea realiza un gran esfuerzo para reducir significativamente sus emisiones de gases de efecto invernadero, y de esta forma evitar los peligros del cambio climático.
Como prioridad principal para Europa se han establecido unos objetivos concretos.


 
Los Objetivos clave de la UE para 2020 son:
  • Reducción del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a 1990
  • 20% del consumo total de energía procedente de energías renovables
  • Incremento del 20% de la eficiencia energética
 
Información sobre estas acciones puede obtenerse en la Oficina de Publicaciones de la UE: https://publications.europa.eu/es/home- -
Pero son constantes los textos que son editados con este fin. Una selección puede verse en la siguiente dirección:
https://publications.europa.eu/es/search-results?p_p_id=portal2012searchExecutor_WAR_portal2012portlet_INSTANCE_q8EzsBteHybf&p_p_lifecycle=1&p_p_state=normal&queryText=climate+change&facet.collection=EUPub&startRow=1&resultsPerPage=10&SEARCH_TYPE=SIMPLE
 
Recientemente, la Agencia Europea de Medio Ambiente ha publicado:
 
1.    Addressing climate change adaptation in transnational regions in Europe
El documento trata de la adaptación al cambio climático, calentamiento de la tierra, efecto invernadero, política de medio ambiente de la UE, y políticas en materia de cambio climático, especialmente en la región mediterránea, y otras regiones fronterizas, como el Ártico, entendiendo que estas son más vulnerables a cambios dramáticos, por lo que se supone se enfrentarán a mayores impactos negativos, debido al cambio climático.
 
2.    Desafíos de la acción jurídica internacional y europea frente al cambio climático
Este libro sugiere que el desarrollo de una actuación eficaz para la adaptación al cambio climático, o en su caso, su minimización, supone uno de los mayores desafíos intedrnacionales. Propone que deben adaptarse los sistemas jurídicos adecuados, en los ámbitos internacional y europeo.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático definió el inicio de un régimen internacional, pero dada la complejidad y diversidad de los factores que generan el cambio climático y sus consecuencias, revelan la necesidad de desarrollar una gobernanza global del cambio climático, basada en una aproximación transversal y multinivel.

Este libro presenta un conjunto de análisis de especialistas sobre esta problemática. Se identifican desafíos pendientes y se proponen, para diversos sectores normativos, medidas de mitigación y adaptación al cambio climático. Se reflexiona sobre las oportunidades y los retos que plantean las múltiples actuaciones internacionales y europeas en materia de cambio climático.
 
3.    Cambio climático, energía y Derecho internacional perspectivas de futuro
Este volumen, editado en 2012, incluye un amplio estudio de los principales elementos de discusión en relación a una acción jurídica eficaz en materia de cambio climático. En él se realiza un amplio estudio de la acción internacional, normativa e institucional, en materia de cambio climático; las conclusiones que pueden extraerse de la interrelación de la regulación en este ámbito y la protección de los derechos humanos; la posición de la Unión Europea en el sistema de negociación internacional y el desarrollo de los diferentes elementos de normativa europea que incide en la materia; así como el análisis desde diferentes sectores del ordenamiento jurídico español que imprimen eficacia a la normativa internacional.

4.    Climate change
Publicado en 2018, este documento de la Dirección General de Investigación e Innovación (Comisión Europea), se refiere a la Política y protección del medio ambiente, cambio climático, innovación, investigación y desarrollo.

Parte del dato del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, de que en 2012, la temperatura media global de la superficie de la Tierra era 0.85 ° C más alta que en 1880.

Describe los ambiciosos objetivos de la UE de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero tanto para 2020, como para 2030, estableciendo tres objetivos clave para ese año: al menos un 40% de reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero (desde los niveles de 1990); al menos un 27% de participación en energías renovables; y al menos un 27% de mejora en la eficiencia energética (potencialmente aumentando a 30%).

La Comisión Europea también ha publicado una "hoja de ruta" para futuros recortes en las emisiones de la UE para 2050.

01/06/2019
01/06/2019 | Comentarios



El Método Kuogi, desarrollado por el miembro directivo Francisco Lobato y su equipo de colaboradores, ha recibido la certificación del Club Nuevo Mundo por reunir los requisitos necesarios para un nuevo modelo de sociedad.


El Club Nuevo Mundo  CERTIFICA que  el Método KUOGI, que ofrece a las empresas un programa integral de Presencia, Identidad y Liderazgo realmente innovador, cumple con los requisitos técnicos y éticos necesarios para un nuevo modelo de sociedad basado en relaciones armónicas entre los seres humanos, y que por lo tanto está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible señalados por Naciones Unidas.

Leer toda la información
 

30/05/2019
30/05/2019 | Comentarios






Edita Olaizola
30/04/2019

Cada vez hay más iniciativas para asegurar la consecución de los ODS


Colaborando para lograr los ODS
Colaborando para lograr los ODS
La sociedad está cada vez más concienciada con los problemas sociales y medioambientales que sufrimos, lo cual es una gran oportunidad de mejorar porque, como consecuencia, van surgiendo aquí y allá iniciativas diversas para minimizar los impactos negativos y/o plantearnos otras formas de hacer que sean más respetuosas.

En este sentido, resalto ahora las propuestas que han surgido recientemente en Málaga, en un evento del que Tendencias21 ha sido media partner.  ¿Quieres leer una pequeña reseña al respecto? Aquí tienes Más allá de los ODS.

30/04/2019
30/04/2019 | Comentarios






Gabriel Barceló
21/04/2019

Para el Club Nuevo Mundo, desde su fundación, ha sido una constante preocupación las alteraciones del clima de la Tierra, al existir indicios de que sufrimos una profunda mudanza de las condiciones ambientales sobre la Tierra, que pudiera ser debida a la acción del hombre. El 5 de Marzo 2019 exponíamos en este BLOG nuestras PREOCUPACIONES Y REFLEXIONES EN RELACIÓN A NUESTRA EVOLUCIÓN, y a esa transformación global antrópica.


Posteriormente, el 31 de Marzo 2019 comentábamos la planificación política española en este ámbito, sustanciada en un MARCO ESTRATÉGICO DE ENERGÍA Y CLIMA. No obstante, la convocatoria de elecciones en España ha planteado una paralización temporal de esta planificación.

Este Marco estratégico propuesto, está fundamentado en los acuerdos de la Asamblea General de la ONU y en su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incorpora un plan de acción con 17 Objetivos y 169 metas de carácter integrador. También en el Acuerdo de París de 2015 de la UE, como acciones a ejecutar ante el reto del cambio climático, y el desafío del consumo de energía (https://ec.europa.eu/clima/policies/international/negotiations/paris_es  ). 

Europa trata de mantenerse a la vanguardia en la transición, y además, cumplir con objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Con este fin, el 28 de noviembre de 2018, la Comisión presentó su visión estratégica, y climáticamente neutral para el 2050, incluso manteniendo una economía próspera, moderna, y competitiva. 

Se ha estimado que son posibles políticas de reducción del cambio climático, manteniendo el aumento de la temperatura global por debajo de 2 ° C, invirtiendo en soluciones tecnológicas realistas, capacitando a los ciudadanos y alineando las acciones en áreas clave, como la política industrial, las finanzas o la investigación, intentando garantiza la justicia social, en una transición climática más justa. 

La estrategia propone que Europa sea líder en el proyecto de neutralidad climática. El nuevo marco de política energética europea se ha sustanciado en el paquete Energía limpia para todos los europeos. En este esquema se incluye la elaboración de Planes nacionales de energía y clima, y la realización de inversiones estructurales en este importante sector, estableciendo dos nuevos objetivos para 2030: Disponer de  energía renovable, al menos en el 32% de la producción, y mejorar la eficiencia energética, al menos en el 32,5%, con una posible revisión al alza en 2023. 

En el mercado de electricidad, el plan confirma el objetivo de interconexión para 2030 del 15%, aunque también manteniendo el objetivo previo del 10% para 2020. Se estima que estos objetivos ambiciosos estimularán la competitividad económica e industrial de Europa, impulsando su crecimiento y el empleo. Incluso reducirán el consumo de energía, ayudando a combatir la pobreza energética y mejorando la calidad del aire. 

La visión estratégica acordada por la Comisión el 28 de noviembre de 2018 referida, tiene previsto plantear soluciones concretas para conseguir una economía climáticamente neutral, y disponer en 2020, de una estrategia definida, coincidiendo con la próxima convocatoria de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Para este fin se prevé la acción conjunta europea en siete áreas estratégicas diferenciadas: 
 
  • Eficiencia energética
  • Renovables 
  • Movilidad limpia, segura y conectada.
  • Industria competitiva y economía circular.
  • Infraestructura e interconexiones
  • Bioeconomía y evacuaciones naturales de carbono.
  • Captura y almacenamiento de nuevas fuentes de carbono.
 
Se estima que el tema energético está íntimamente ligado a la lucha contra el cambio climático, y la transición hacia una energía más limpia está cambiando los mercados mundiales de la energía. 

La Comisión pretende que los países de la UE inicien la adaptación a esa transición, e incluso, que la lideren. Para este fin, la UE se ha comprometido a reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40 % antes de 2030, sin reducir su producción, y modernizando la estructura económica de sus estados. Para este fin, la estrategia incorpora tres importante objetivos: dar prioridad a la eficiencia energética, convertir Europa en líder mundial de energías renovables y modificar la relación ofertante/ consumidor. 

Inmersos en esta política estratégica, la UE ha emitido los siguientes documentos clave: 
 
Y las siguientes hojas informativas: 
 
  1. Hoja informativa: Estrategia a largo plazo para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  2.  Ficha: Transición económica.
  3.  Ficha: Transición industrial.
  4.  Ficha: Transición de la sociedad.

Entendemos que es importante conocer las acciones adoptadas por la UE en la lucha contra el cambio climático. 
 

21/04/2019
21/04/2019 | Comentarios



La Universidad María Cristina ha creado un Máster en Arquitectura Consciente, dirigido por la arquitecta Anahí Asenjo, Miembro Directiva del Club Nuevo Mundo, para completar una formación integral, abierta y sobretodo sensible que permita poner en fase herramientas desconocidas para amplificar y reconstruir lo conocido desde una base integral y sostenible.


Vivimos en una sociedad en crisis, con recursos agotados, ciudades inhóspitas, edificios enfermos, personas que han dejado de hablarse, mirarse, tocarse, para dar paso a la tecnología y la sobreexplotación de los recursos naturales.

El Acuerdo de París establece un plan de acción global para evitar el cambio climático limitando el calentamiento global muy por debajo de los 2ºC y señala que los gases emitidos por la actividad humana deberían ser equivalentes a los que océanos, árboles y suelo puedan absorber de forma natural. Entre los principales gases de efecto invernadero el que más preocupa es el dióxido de carbono por su responsabilidad en el cambio climático.
 
Por lo que para que el mundo pueda alcanzar estas metas climáticas que se ha propuesto, se deben desplegar todas las vías posibles para reducir las emisiones de carbono.  El sector de la construcción comercial y residencial representa el 39% del dióxido de carbono (CO2) emitido a la atmósfera la vez que genera el 30% de los residuos sólidos y el 20% de la contaminación de las aguas.
 
Por lo que podríamos concluir que la mitad del CO2 expulsado a la atmósfera está relacionado con la construcción de edificios a lo largo de todas sus fases: construcción, uso y posterior demolición. En consecuencia, el sector de la construcción tiene que desempeñar un papel importante en la reducción de la amenaza del cambio climático.
 
Cambio de paradigma
 
Con este escenario es evidente que necesitamos una nueva dirección hacia la construcción de un futuro saludable en nuestras ciudades para las generaciones futuras.

Un cambio de paradigma parece la única opción. Nuestra responsabilidad, dignidad y coherencia como seres humanos, es sin duda trabajar para hacer posible un camino de esperanza y bienestar.

En Arquitectura Consciente planteamos soluciones saludables. Trabajamos desde el edificio, la plaza, la distribución de sus calles, la relación con los espacios libres y su naturalización necesaria, para devolver a nuestros espacios la escala humana que la hace cómoda, atractiva y utilizable.

Utilizamos nuevas herramientas sobre la organización de una empresa o la distribución de una vivienda, el diseño de un sistema o la definición de una marca. Todas son estrategias de futuro que aseguran la salida profesional y con ella la transformación que todos esperamos.

La sostenibilidad, la eficiencia energética, el confort, la funcionalidad o la viabilidad técnica y económica, han de estar al servicio del bienestar común, porque es imposible hablar de Sostenibilidad sin pensar en el Bien Común. Si ponemos la tecnología y el conocimiento a trabajar para el Bien Común, entonces la transformación vendrá de la mano del bienestar. Este es sin duda el valor necesario a recuperar en nuestra sociedad.

Nuevos modelos de desarrollo

En este escenario es necesario encontrar nuevos modelos de desarrollo aplicando nuevas prácticas de desarrollo sostenible y regeneración urbana, trabajando desde la movilidad urbana sostenible, con indicadores y certificaciones que nos inviten a aplicar la economía circular, a trabajar sobre la resiliencia y utilizar herramientas de co-diseño.

Diagnósticos para desarrollar planes de barrio a través de la participación ciudadana y con técnicos líderes en el proceso de cambio, donde la regeneración urbana no solo sea sostenible sino que sea integral.

Sabemos que en las intervenciones es necesario volver a la escala humana, donde la calidad de vida y el bienestar sean los termómetros que midan el índice de satisfacción ciudadana.

La detección de las patologías del terreno o del ambiente producidas por alteraciones en el campo electromagnético terrestre y por la líneas de alta tensión, transformadores, antenas y todas las ondas que nos rodean gracias a la cada vez mayor dependencia de la tecnología que invade nuestras vidas, nos ayuda a establecer diagnósticos sobre el entorno y actuar de la mano de la salud geo-ambiental.

La selección del  lugar más sano y apto para el desarrollo de cualquier actividad, la ejecución de  materiales con cualidades bióticas, el diseño con formas y volúmenes que configuran el espacio que ocupamos y usamos en base a criterios saludables y respetuosos, la integración de la vegetación en nuestro espacio cotidiano, incorporando sus ventajas físicas y anímicas y para terminar la puesta por el cambio en nuestros intercambios económicos y por lo tanto en la tendencia del mercado centrándolo en el Bien Común.

Estos son sin duda motivos y herramientas para actuar y posibilitar un cambio de rumbo hacia el bienestar global necesario. Los espacios que ocupamos se relacionan con nosotros y nos ayudan a crecer o a enfermar, a través del desarrollo de la sensibilidad natural podemos identificar los factores que limitan nuestra acción o la expanden. Con la formación en Arquitectura Consciente aprenderemos a trabajar en el instante, sin reglas precisas aunque con pautas claras dirigidas a la evolución y el bienestar individual y colectivo.

Conexión con el entorno

El ser humano está conectado con su entorno. Llevar la atención a la realidad que forma parte de él y de su entorno reconociendo su naturaleza profunda, abre un abanico de oportunidades para construir un futuro posible y armonioso.

Es el momento de reorientar la toma de datos y de decisiones en la práctica de la construcción, en la realización de proyectos arquitectónicos y urbanísticos, así como en la configuración de espacios o estructuras empresariales.

Las decisiones que resultan pasan por manejar nuevas herramientas que permitan dar un salto cualitativo en la calidad de nuestro parque edificatorio responsable de un porcentaje cada vez más elevado de emisiones de CO2 y de mala gestión de los recursos que sabemos, son limitados Este cambio de actitud proporcionara un estado de bienestar generalizado y abrirá las puertas de un futuro saludable en nuestro planeta.

Empezar por los edificios que habitamos y los espacios urbanos que ocupamos, configuran y transforman nuestros hábitos es sin duda un acierto.

Máster en Arquitectura Consciente

En este contexto, se ha creado en la Universidad María Cristina el Máster en Arquitectura Consciente (60 ETCS), ya homologado, que reúne diferentes técnicas y profesionales para completar una formación integral, abierta y sobretodo sensible que nos permita poner en fase herramientas desconocidas para amplificar y reconstruir lo conocido desde una base integral.

Es un máster muy versátil hecho a la medida de cada necesidad, que se puede cursar entero o solo uno de los títulos de expertos que lo configuran, con 30 ETCS cada uno: EXPERTO EN SOSTENIBILIDAD Y SALUD, EXPERTO EN SENSIBILIDAD Y ARQUITECTURA.

Las clases están organizadas en un fin de semana al mes y cada fin de semana, en algunos casos cada dos. Cada una de las clases es un monográfico de 12 horas, al que también se puede acceder de forma independiente y obtener un certificado de asistencia por el centro universitario.

La formación en Arquitectura Consciente es una formación que trabaja con herramientas orientadas a la sostenibilidad urbana, la bioconstrucción, la salud geoambiental y la economía del bien común, por un lado, junto a herramientas de sensibilidad natural, como son el feng shui y la geometría sagrada por otro, para actuar en la Arquitectura y el Urbanismo del futuro desde la Ecología profunda, la rama de la filosofía ecológica que considera a la humanidad parte de su entorno, proponiendo cambios culturales, políticos, sociales y económicos para lograr una convivencia armónica entre los seres humanos y el resto de los seres vivos.

Anahí Asenjo, directora del Máster, señala: “Soy testigo sensible de cómo la actividad humana se está alejando de su naturaleza empujada por criterios de rentabilidad y consumo para evidenciar al fin que estamos olvidando quienes somos. Como seres humanos, necesitamos recuperar nuestro lugar, reconocer quiénes somos, despertar nuestra sensibilidad y trabajar conjuntamente para el desarrollo y el crecimiento de la vida en nuestro planeta.”

Parece ser que las presiones de los poderosos están consiguiendo que los científicos utilicen un "lenguaje calibrado", una forma diplomática de decir las cosas para no levantar demasiada polvareda


Científicos valientes contra el cambio climático
Los científicos que estudian el cambio climático están de acuerdo en tres cosas: 1) el clima está cambiando; 2) nosotros somos la principal causa del cambio; 3) las consecuencias son adversas para nuestra sociedad.

La comunidad científica dedica tiempo y esfuerzos a estudiar qué está ocurriendo en nuestro planeta en esta era del Antropoceno: sus hallazgos son valorados, contrastados y validados mediante procedimientos rigurosos, con la finalidad de ofrecer a la sociedad los últimos descubrimientos sobre el tema.

Estos hallazgos deberían servir para que los políticos tomaran las medidas pertinentes, pero hete aquí que los  grupos de presión, activos y poderosos, atacan con todos sus medios los resultados que consigue la comunidad científica.  Y de momento van consiguiendo sus objetivos: la respuesta que se da al problema desde la política es tímida e insuficiente desde todos los puntos de vista.

Los científicos no están preparados - ni deben ocuparse de ello - para enzarzarse en peleas con los grupos de presión, de modo que ante las contundentes respuestas de los negacionistas parece ser que optan por utilizar un "lenguaje calibrado", mesurado y diplomático, para no levantar demasiada povareda.

Pero desde la sociedad civil podemos ayudar a nuestra comunidad científica, divulgando sus hallazgos y presionando desde las redes para que los políticos tomen en serio los peligros que nos acechan y se pongan ¡de una vez! a estudiar cómo implementar medidas para luchar contra la devastación generalizada que está arruinando el planeta.

El Club Nuevo Mundo está centrado en esta tarea, y por eso, además de sus propias actividades, divulga artículos relevantes sobre el tema, como el que publicó recientemente The Conversation titulado "Hablemos claro sobre el cambio climático: las evaluaciones se quedan cortas", que puedes leer aquí.

1 2 3
Nos anticipamos al futuro
Eduardo Martínez de la Fe
Este Blog ha sido creado por el Club Nuevo Mundo para recoger las iniciativas, reflexiones, experiencias y propuestas que sus miembros y socios quieran hacer llegar a la sociedad. Está estructurado en torno a 4 ejes temáticos: artículos, pensamientos, propuestas y noticias. A través de ellos, cualquier persona puede conocer lo que se está cocinando en el seno del Club Nuevo Mundo y comentar las diversas aportaciones.

Relación de Miembros del Club Nuevo Mundo





Síguenos en Facebook

Últimos tweets



Compartir este sitio
Síguenos
Facebook
Twitter
Rss
Mobile