Menu

El Club Nuevo Mundo impulsa una forma disruptiva de gobierno electrónico

Basada en la tecnología blockchain, ofrece un espacio digital seguro para una gestión pública más avanzada y eficiente


09/07/2018

El Club Nuevo Mundo impulsará la implantación de una forma disruptiva de gobierno electrónico basado en la tecnología blockchain, que permite una gestión más eficiente de los asuntos públicos, una amplia participación ciudadana y un espacio digital seguro para crear relaciones armónicas entre personas, el medio ambiente y las nuevas tecnologías.


Imagen: Geralt.
Imagen: Geralt.
El Club Nuevo Mundo va a impulsar la implantación de una forma disruptiva de gobierno digital (eGovernment) basada en la tecnología blockchain, que permite a grupos de ciudadanos e instituciones gestionar de forma segura sus respectivas actuaciones en un entorno virtual.

Se trata de un proyecto concebido por el economista y Miembro Directivo del Club Rafael Martínez-Cortiña, con la finalidad de implantar progresivamente en España innovadores espacios digitales de gobierno electrónico.

Estos espacios digitales de nueva generación facilitarán por un lado la participación ciudadana y por otro supondrán un ahorro de costes para la administración. También propiciarán una mayor eficiencia en la gestión pública en un entorno digital completamente seguro, al estar basado en la tecnología blockchain.

La tecnología blockchain es el sistema de codificación de la información que está por detrás de la moneda virtual y sustenta toda su estructura. Permite, además de las transacciones financieras, la gestión de la administración pública o del Internet de las cosas.

Esta tecnología permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una manera completamente segura. La transferencia de datos digitales se desarrolla sin un intermediario centralizado que identifique y certifique la información, ya que esta labor  está distribuida en múltiples nodos independientes.

Esos nodos independientes, debidamente acreditados, registran y validan la transferencia de datos, lo que elimina la necesidad de estar físicamente presentes en todo el proceso. La transferencia de datos no se produce sin que la mayoría de nodos la aprueben.
La integridad del espacio digital la proporcionan los nodos, no sólo por la seguridad, sino porque en caso de caída de la red, basta con que algunos nodos estén operativos para que la mayoría de la actividad se mantenga.

Aplicada por primera vez a un proyecto de Gobierno electrónico, el blockchain permitirá a ciudadanos, empresas y gobiernos gestionar todo tipo de trámites en entornos seguros, bajo identidad protegida, con trasparencia, flexibilidad y de manera distribuida.

(Seguir leyendo en Tendencias21


Nuevo comentario:
Twitter